Girona 30 Octubre 2008

Girona es guapo, guapo. Hay bosque, hay pirineo y hay mar mediterraneo: Hay tesoro.

Albert ha triunfado con su vida. Vive en un enclave precioso, en la naturaleza, con sus perros, las gallinas, el huerto…

Los companeros de casa de Albert son agradables y tranquilos. Algunas tardes encienden el horno y hacen pan. Hacer pan es todo un ritual, desde la preparacion de la levadura madre, el amasar, la temperatura del horno de lena etc…

Mientras se desarrolla todo el proceso bebemos ratafia, un licor de hierbas tipico de estas tierras.

Casi todos los amigos de Albert trabajan en el psiquiatrico. De alli me cuentan miles de historias, unas para reir, otras para sentir un escalofrio que hace mi culo agitarse sobre el taburete donde me siento junto a la chimenea. Me conmociono bastante y por eso hoy, un mes todavia la recuerdo, a la de una paciente que tras inducir en la adolescencia a su amiga al suicidio ahora se autolesiona del tipo me hago un corte, me corto los pezones o me saco las tripas y te las enseno porque se que te da asco y a mi no me duele.