Kathamandu (Nepal) 27-Junio-2007

La nina de PatanLa historia que me ocurrio anoche supera en mucho a otras aqui contadas. Era algo que de alguna forma yo ya sospechaba, pues un dia que nos encontramos a Stif y a Silvia en Pokhara y nos contaron que habian ido a baniarse a un Spa con un sobrino del rey como si cualquier cosa, significaba que estas cosas pueden ocurrirle a cualquiera.
Llevaba dias viendo los periodicos nepalis y las caras de algunos miembros de la realeza en ellos. Ademas de ojos rasgasgados y piel oscura, esta familia tiene odio y mala sangre en su mirada. Como la que yo recordaba en mi profesor de Nepali de hace dos anios. Al comentarselo a mi tia ella me contesto, venga ya…los principes o los condes no andan dando lecciones a los turistas. Yo seguia haciendome preguntas, pues un dia al pasar con el taxi junto a un edificio que crei reconocer como el lugar al que yo acudia a mis clases de nepali, le pregunte al taxista y me dijo, imposible, ese es un edificio que pertenece a la casa real.

Hace dos anios conoci a una chica noruega y me hice su amiga, con esta chica iba yo a clases de nepali a un edificio muy bonito. Nuestro profesor y ella finalmente acabaron liados y entonces yo empece a separarme de ellos y a juntarme con otra gente.

Anoche, termine de escribir el anterior post, de hablar con Alex por el messenger y de bromear con los nepalis del ciber, cuando decidi pasarme a tomar algo por el Full Moon. Al entrar habia mucha gente, pero divise a mis amigos, Deff el negro ingles y su novia rusa sentados con las francesas de la otra noche y una mujer nepalesa de unos 37 anios. Deff me invito a sentarme junto a ellos. Habia sitio de sobra y elegi una esquina junto a una de las francesas, dejando mas hueco libre hacia donde estaba la mujer gorda nepalesa, vestida con ropa cara pero hortera. Al sentarme la nepalesa reparo en mi y de muy malos modales me dijo qu me levantara. Yo hice oidos sordos y la mujer se puso furiosa. No me has oido? Levanta tu puto culo del asiento y no te atrevas a sentarte hasta que yo no te lo pida. Yo seguia haciendo que no me enteraba, flipando con seniora tan maleducada y reparando eso si en su buen acento britanico. Vino el marido de la nepalesa, un nepali de bigote y unos 57 anios. El tenia sitio de sobra y no le importo sentarse entre mi y su mujer. La mujer se puso furiosa, esa turista te ha quitado el sitio y no me obedece. Tu, pedazo de mierda mirame a la cara cuando te hable. Aqui si la mire. La mire porque ademas se corto la musica en el bar y se hizo un silencio insoportable. La mujer levanto los brazos y se tiro hacia mi bolso, pero en su locura agarro su propio bolso y lo arrojo por la ventana. Cuando reparo en el accidente se volvio mas loca aun. Yo estaba como anonadada y no creia que esto estuviera pasando realmente. Entonces decidio arrojarse por la ventana. Pero como estaba muy gorda no cupo. Medio cuerpo gritaba y maldecia y el otro medio dentro del bar pateaba a Deff, un nepali, y al marido que trataban de meterla nuevamente dentro. El Full Moon es un garito con algunas mesas, pero donde nosotros estabamos sentados, es un gran tatami con mesas bajas y cojines. Yo estaba muda y pensando en la que se me vendria encima en cuanto lograran desatascar a la mujer que se debatia entre caer al vacio de un piso o entrar de nuevo a la estancia. Lograron meterla dentro y la emprendio a tortazos con todos ellos. Entonces me miro fijamente y con la mirada enloquecida. Levanta tu puto culo, turista de mierda. La mire y temblando le conteste que no lo haria solo porque una rica maleducada me lo pidiese. Yo seguia sentada y se tiro a por mi. Se atuso el pelo y salto literalmente hacia mi. Yo levante el brazo derecho para parar el golpe y con el izquierdo sujete una botella de cerveza dispuesta a partirsela en la cabeza a la fiera si me pegaba. Pero una mano salvadora tiro de mi brazo derecho decididamente hacia arriba. Me apretaba fuerte y con su brazo izquierdo me sujeto la cadera equilibrandome en la subida. Debia ser un hombre por su fuerza, pero no podia verle porque se mantenia pegado a mi espalda. Entonces el hombre hablo. Querida prima, dejame que te presente a una vieja amiga mia. La prima se calmo algo pero rugio mirandome y conteniendo su ira, entonces que diga de que miserable pais viene. La persona que me agarraba volvio a hablar. Mi amiga es espaniola y en cuanto la conozcas te va a encantar. La fiera se sento y se trago un vaso entero de ceveza que no le pertenecia. Parecia mas calmada. La musica volvio a sonar y la persona que tenia a mi espalda se puso junto a mi. Me quede como tonta, no podia creerlo aunque ya lo sabia. Era mi profesor de nepali. Aquellos ojos malos que nunca me gustaron, traicioneros y pertenecientes a las gentes malas. Junte mis manos y le salude con una reverencia. Profesor, cuanto tiempo. Brindemos, dijo el, por estos dos anios y por el reencuentro. Me tome una, dos y una tercera copa. A cada una que bebi el profesor me senialaba un brindis al que yo correspondia con una sonrisa y una bajada de cabeza. La fiera gorda se fue cada vez emborrachando mas y mas, pegaba a los camareros y por fin su marido se la llevo echa un basilisco porque ella queria quedarse a beber mas. Yo me fui agazapando en un rincon de la barra, sola y sintiendo que necesitaba gritar, correr, gritar mas, ir corriendo hasta freak street y despertar a Stif y a la Silvia para contarles. En eso llego Devin y el italiano. Ellos no sabian nada de lo ocurrido. Hola, princesa me saludo Devin. Yo le di un estufido y me marche a mi hotel a dormir.

Esta maniana han venido Stif y Silvia a despertarme, les he contado la historia y hemos quedado para salir todos juntos esta noche.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s